Motorclan


PUBLICIDAD

NASCAR Nationwide Daytona 300: el peor final para un inicio de temporada [Vídeo]

Escrito por el 24/02/2013 en Nascar

nascar

La temporada de NASCAR Nationwide Series ya ha dado el pistoletazo de salida. Ayer por la noche, pasadas las 19 hora española, ondeaba la bandera verde sobre la línea de meta del superspeedway de Daytona. La segunda división de los stock cars americanos abría la temporada con una carrera de 300 millas sobre el circuito más importante de Estados Unidos. Y en ella vimos una espectacular batalla por la victoria, muy divertida, la cual terminó con el peor final.

Tony Stewart se encontraba con una victoria cuando todo apuntaba a que iba a ser un triunfo para Regan Smith o Brad Keselowski. El campeón de la Sprint Cup estaba empujando a su rival que era quien lideraba, y cuando la línea de meta estaba bien cerca, y el de Penske intentó ponerse en paralelo para pasar primero bajo la bandera a cuadros, Smith le cerró la puerta y al no esperárselo terminaron ambos trompeados generando un accidente en cadena, de los llamados “big one”, en que se vieron involucrados un total de 11 coches.

nascar

Uno de esos coches fue el del joven Kyle Larson, quien tras generar una importante polémica en las carreras de la Battle at the beach de inicio de semana se disponía a terminar la carrera de apertura de su primera temporada completa de Nationwide. El Chevrolet Camaro número 32 del equipo de Turner Scott se alzó al verse envuelto en medio del big one, y golpeó con brusquedad la valla que separa a los espectadores de la pista. La mala suerte hizo que el coche golpeara justo en una puerta para acceder a la pista con menor refuerzo, con lo que se abrió un hueco en ella.

El resultado fue el coche de Larson completamente destrozado, con el motor en la grada junto a una rueda, mientras que la otra voló entre los espectadores junto a otras piezas del frontal de su coche. Tras este inoportuno y escolofriante accidente resultaron heridos 28 espectadores, la mitad de los cuales fueron atendidos en el mismo circuito y los otros fueron trasladados a un hospital. Dos de ellos pasaron la noche en estado crítico, pero por suerte ahora mismo están estables.

Ese no fue el único big one de la carrera. Como os avanzábamos, la carrera estaba siendo preciosa. La formación de “pack race” se vio en gran parte de la misma, llegando a ser de incluso tres carriles de coches en paralelo. Esa formación conlleva automáticamente que un fallo de empuje de los que van delante termine generando un numeroso accidente con los que viene por detrás. El protagonista fue Austin Dillon, quien perdía el control de su coche faltando unas pocas vueltas para el final.

El joven nieto de Richard Childress perdió el control de su Chevrolet al tener un mal contacto con el Ford de Michael Annett. Y a partir de ahí se generó el primer big one de la carrera, el que dejó como resultado una bandera roja que obligaría a la carrera a ser finalizada con un final de solo 3 vueltas bajo bandera verde. Precisamente Annett resultó lesionado en el fuerte golpe que le propinaron los pilotos que venían por detrás y no lo pudieron esquivar, dejando al de Petty al término de la noche en un hospital para ser revisado con varios tests para asegurar que no sufrió lesiones importantes.

 

nascar

Finalmente el resultado de la carrera fue el triunfo de Tony Stewart, quien muy preocupado por el accidente no quiso celebrar en Victory Lane. Tras él terminaba el primer piloto de los que puntuan para Nationwide, Sam Hornish Jr., seguido por un inhabitual en las posiciones de cabeza Alex Bowman. Dale Earhardt Jr. y Parker Kligerman cerraron el top 5. De los pilotos más destacados podríamos hablar de quien hizo la pole, Trevor Bayne, quien tras un fantástico inicio de carrera tuvo que abandonar por problemas mecánicos al igual que la pasaría a Danica Patrick y Kyle Busch. Hay que mencionar la gran actuación de Travis Pastrana en su debut en un superspeedway, tras la cual lograba un top 10.

Por fortuna para todos, las vallas serán reparadas para que se pueda disputar con normalidad la Daytona 500 prevista para este atardecer de domingo. Sin duda hay que esperar que los nuevos coches Gen6 no tengan un debut tan accidentado, y que nos divirtamos con la carrera más importante de Estados Unidos, la cual esperamos que no sea tan eterna como el año pasado.

Etiquetas: , ,



PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook