Motorclan


PUBLICIDAD

NASCAR Sprint Cup Phoenix 500: carrera de locura que da un amplio liderato a Keselowski

Escrito por el 13/11/2012 en Nascar

Este fin de semana el circuito de Phoenix ha sido el escenario de la penúltima carrera de la temporada de la NASCAR Sprint Cup Series, una carrera de locura absoluta en la que no faltó de nada, desde luchas apasionantes a fuertes accidentes que terminaron con pelea fuera del coche entre pilotos y integrantes de los equipos. Y tras esta carrera un error monumental de Jimmie Johnson deja a Brad Keselowski líder con una ventaja de 20 puntos a falta de tan solo una carrera el próximo domingo.

Jimmie Johnson venía de ganar dos carreras consecutivas partiendo desde la pole, y este viernes con una mala calificación que le dejaba con el puesto 24 en parrilla para la carrera de domingo ya predecía que este fin de semana iba a ser bastante diferente. Brad Keselowski calificó el 14, pero en las primeras vueltas de carrera un error en el pit stop le dejó parejo en las posiciones con Johnson, con lo que empezaba la lucha que de buen principio dominaba el de Penske remontando algo más rápido que su rival.

La sorpresa llegó como un jarro de agua fría para todos los aficionados a NASCAR con esperanzas de ver la sexta Cup a manos de Johnson, para ser exactos en la vuelta 234. El piloto de Rick Hendrick, el dominador de los últimos años en la categoría automovilística más importante de Estados Unidos conocido como ‘Superman’ Jimmie Johnson impactaba contra el muro en un error de novato destrozando el lateral de su Chevrolet Impala viéndose obligado a perder muchas vueltas en las reparaciones del box, dejando claro que los mejores también cometen errores.

Finalmente Johnson solo pudo finalizar el 33 debido a ese accidente, un accidente que permitirá a Brad Keselowski no arriesgar demasiado en Miami debido a que con finalizar en el puesto 15 tiene suficiente para ser campeón. El piloto de Penske tuvo mucha suerte, pero hizo parar el corazón a sus seguidores en dos ocasiones, primero a punto de verse involucrado en un accidente múltiple y después cruzando la meta tras recibir un impacto en el accidente de la última vuelta. Por suerte pudo finalizar en la sexta posición.


La carrera fue ganada por primera vez esta temporada por un coche de Richard Childress Racing, el Chevrolet Impala número 29 pilotado por Kevin Harvick. Kyle Busch fue dominador absoluto de la carrera, siendo quien más vueltas lideró y quien todo el mundo se esperaba que ganase. Pero el de Joe Gibbs no pudo hacer nada para aguantar antes del final de Green-White-Chequered el fuerte empuje de Harvick, quien por fin ha devuelto al victory lane a su mítico equipo. Denny Hamlin arrebató el segundo puesto a su compañero de equipo en la última vuelta.

El accidente de la carrera lo protagonizaron Jeff Gordon y el tercer piloto con opciones al campeonato antes de empezar la carrera, Clint Bowyer. Ambos pilotos se tocaron en varias ocasiones, siendo Jeff Gordon el más perjudicado al pinchar una rueda y perder varios puesto. Entonces el 4 veces campeón con ganas de revancha volvió a colocarse lado a lado con el de MWR, terminando tocando y desestabilizando el Toyota Camry número 15 con lo que terminaron ambos contra el muro. También sufrieron daños en este accidente Joey Logano y Aric Almirola.

Salió la bandera roja por lo sucia que quedó la pista, y entonces empezó la batalla campal entre los integrantes de los equipos de Jeff Gordon y Clint Bowyer. Cuando Bowyer se bajó de su coche ya sin opciones de completar la carrera salió corriendo como si le fuera la vida en ello a por Jeff, llegando a las puertas del camión del hombre del 24 donde tuvo que ser detenido para evitar que alguien terminase herido. Antes el jefe de equipo de Clint llegó a las manos con el veterano piloto, y con mucha razón debido a que ha dejado a su piloto sin opciones de ser campeón este temporada. Las imágenes no os las podéis perder.

Para añadir más polémica a la carrera, más tarde los comisarios decidieron no sacar la bandera amarilla cuando Danica Patrick trompeó en camino a la bandera blanca que abre la última vuelta, lo que provocó un accidente múltiple por detrás de Harvick cuando este rodaba bajo la bandera a cuadros. Un accidente en que muchos participantes se vieron involucrados, y en que Brad Keselowski pudo haber quedado muy tocado. Por suerte todo quedó en un susto.


La próxima carrera es en Homestead, Miami, donde concluye la temporada 2012 de la NASCAR Sprit Cup Series. Será el domingo por la tarde/noche cuando conozcamos quien es el campeón, Brad Keselowski por primera vez o Jimmie Johnson por sexta. No os lo podéis perder.

Fotos | NASCAR.com


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook