Motorclan


PUBLICIDAD

Diario de viaje #1: Sapiencia formulera

Escrito por el 25/10/2012 en World Series by Renault

Esta serie de relatos personales van a describir lo vivido por dentro en el pasado evento de las World Series by Renault, en el que atendí como enviado especial de esta misma web. A petición del jefe, empiezo un diario de viaje, en el que explicaré los entresijos de estar como enviado especial.

Madrugada de domingo a lunes

Acabo de tener una de las mejores charlas sobre motor de mi corta vida. ¿Cuán ignorantes somos cuando nacemos? ¿Dejamos de ser ignorantes alguna vez? Me avergüenzo del trato que muchas veces he dado por creerme superior o más sabio en el mundo del motorsportPor suerte, un gran profesional me ha abierto los ojos.

¿Que quiero decir con esto? Os lo voy a explicar. Todo empieza cuando recojo de la hierba de la parrilla de salida el elemento que abre la entrada. Un marble, más conocido por viruta de goma (tiene doble significado, porque fue él, Virutas de Goma, quien me abrió los ojos). A decir verdad, este marble me ha enseñado más cosas que el resto del fin de semana. ¿Porqué? Un espectador que mire las carreras por la tele no sabe la consistencia de susodicho marble. Mi imaginación voló. Lo malo, en una dirección poco apropiada.

“Debe doler si esto te da a 250 km/h…” Y critiqué a Vettel y a Di Resta el año pasado por quejarse de estas pelotillas de goma… Soy idiota. Si el elemento que se ve en la palma de mi mano te golpe a alta velocidad, puede hacerte mucho daño. Y un neumático entero o un golpe contra el muro…. Ni imaginarlo quiero. Un ejemplo, la muerte de Gislimberti (un oficial de Monza) tras el accidente de Frentzen en el 2000. Dicha libertad que adquirió el neumático Bridgestone del Jordan mató, irónicamente, al animal cuya moral es tenerlo todo atado y bien atado.

Porqué es lo que somos, una especie animal, aunque nos denominemos racionales e inteligentes. Lo que es verdad, es que ni somos racionales o inteligentes si lo vamos pregonando. Mi ignorancia y mi sabiduría. Hoy en día apuesto por mi sapiencia. Una sapiencia que crecerá seguro. Dicha sapiencia, es mi sapiencia formulera.

 


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook