Motorclan


PUBLICIDAD
DTM

Análisis final de la temporada de la DTM: BMW el gran ganador

Escrito por el 29/10/2012 en DTM

Equipo BMW DTM 2012

Si tuviésemos que resumir en una sola palabra este campeonato de la Deutsche Tourenwagen Masters sería la siguiente: BMW.

BMW ha vuelto a la competición alemana por excelencia desde 1944 tras 20 años ausente. En tan solo un año han conseguido llevarse este difícil campeonato, ganando tanto el Mundial de pilotos como de marcas. Si hay un ganador, también tiene que haber un perdedor. En este caso ha sido sin duda Mercedes-Benz y su piloto Gary Paffett. Quién nos podría decir a mitad de temporada que el piloto inglés, que por entonces era líder destacado, podía perder el título en favor de Bruno Spengler.

Carrera tras carrera BMW ha ido mejorando y valiéndose de los fallos de Mercedes-Benz. Éstos pagaron caro también varios fallos en boxes, mientras que los primeros fueron mejorando sus paradas en pit hasta ser los más rápidos y eficientes en este importante apartado en las carreras. Es importante remarcar que en DTM es obligatorio hacer dos paradas en boxes dentro de una horquilla de vueltas que decide previamente dirección de carrera.

Todavía no hemos mencionado a Audi, que en realidad también se puede decir que es más perdedora que vencedora. Después de ser la vencedora de 4 de los últimos 5 mundiales, este año ha pasado bastante desapercibida. Un par de carreras a mitad de temporada consiguió copar el podio de dos Grandes Premios, pero lo que parecía que podía ser una interesante remontada se quedó solo en una mera anécdota.

Todavía no hemos hablado casi de Bruno Spengler, el piloto ganador del Mundial. El canadiense (nacido en Francia) pasó de Mercedes a BMW en lo que parecía un cambio arriesgado que resultó ser un gran acierto. Los últimos años de este piloto se caracterizaron por una buena regularidad en el Mundial pero escasas victorias, que es lo que “vende” en los equipos. Spengler es el típico piloto que se merece esta victoria después de tantos años de lucha en la DTM.

Los dos españoles de la parrilla, Miguel Molina (AUDI) y Roberto Merhi (Mercedes AMG), han tenido una temporada discreta. Son pilotos muy jóvenes que están en plena evolución. Molina ha quedado 18º en la clasificación general, pero es Merhi quien ya tiene asegurado al 100% un volante en la DTM para la temporada 2013. Esperamos que el año que viene, con más carreras en sus manos, un poco más de madurez y un mayor conocimiento de los circuitos puedan pelear por los puestos de cabeza.

Este ha sido el año de la despedida de David Coulthard tras una mediocre temporada plagada de accidentes y problemas mecánicos. Salir desde los puestos de atrás en la parrilla de salida también hace que sea más fácil tener un toque. Es una pena que este gran piloto haya terminado así una discreta participación en la Deutsche Tourenwagen Masters.

La piloto Susie Wolff también se despide de este campeonato tras no haber conseguido puntos la temporada 2012 y con un puesto para probar los monopladas de Formula 1 en el equipo Williams. Entendemos que esta decisión es más marketiniana o estratégica que técnica ya que tampoco se trata de una piloto excesivamente experimentada.

Otro caso peculiar es el de Ralf Schumacher. El alemán es un ídolo en su país a pesar de no haber ganado casi nada en su trayectoria y este año en DTM ha quedado en 17ª posición en la general, un resultado muy malo. Su futuro es incierto con un pié y medio fuera de la competición.

Esperamos que el año que viene, al igual que éste, siga la igualdad hasta la última carrera, aunque también nos gustaría ver a Audi luchando codo con codo con las demás marcas. Qué largo se nos va a hacer el invierno sin ver a estas máquinas alemanas realizando adelantamientos imposibles, subiéndose a todos los pianos y, sobre todo, volando sobre circuitos de Alemania, Austria, España e Inglaterra (Brands Hatch está pendiente de confirmar).

 


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook