Motorclan


PUBLICIDAD

V8 Supercars: ¿Qué pasa con Holden Racing Team?

Escrito por el 02/07/2012 en V8 Supercars

Todd Kelly 2003 HRT

¿Cómo te sientes cuando un equipo con história dentro de una competición de motor está pasando una mala racha? En mi caso, siempre espero un resurgir para dicho equipo y espero que lo haga lo más pronto posible, por el bien de la competición y del mundo del motor. Un ejemplo sería el equipo Williams de F1, que no pasa por su época dorada. Otro ejemplo, es Holden Racing team (HRT) en los V8 Supercars.

Lo que fue

El Holden Racing Team es un equipo de esos que aparece con letras doradas si ojeas la historia del deporte de motor, no sólo en Australia si no que a nivel mundial. Gente como el ahora comentarista del canal 7, Mark Skaife; o el tricampeón Craig Lowndes, que corre en el TeamVodafone, han conseguido campeonatos bajo el techo del equipo con sede en Melbourne, Victoria. De hecho, Lowndes consiguió todos sus títulos de lo entonces conocido como ATCC (Australian Torung Car Championship) en HRT.

Durante los años 90, los pilotos de turismos se pegaban por tener un puesto en el equipo, y gente como el ahora corredor del BTCC, Jason Plato y el piloto de Chevrolet en el WTCC, Yvan Muller, llegaron a correr la mítica Bathurst 1000 con HRT. En dicha ocasión – año 2000- Lowndes y Skaife corrieron con el primer coche, acabando en 6to lugar mientras que Plato y Muller lo hicieron en el segundo y finalizando en 10ma pese a causar uno de los muchos Safety Cars que hicieron su aparición.

HRT-Skaife-V8Supercars

Tras el gran duo formado con Lowndes y Skaife, HRT cambió de piloto tras la marcha del #888. Jason bright ocupó su lugar, ayudando a conseguir dos títulos más para el equipo y para su compañero.

Caída libre

En 2003, tras 3 campeonatos consecutivos de Skaife para HRT, el equipo empezaría su espiral de decadéncia. Tom Walkinshaw, el hasta entonces propietario del equipo, entró en bancarrota. (NdA: Walkinshaw ya había eliminado del panorama de la F1 a Arrows, equipo que se declaró en fallida a mitad del año 2002). Skaife fue anunciado como propietario del equipo a mediados del 2003.

Deportivamente, el equipo no pasó su mejor etapa y los resultados de Skaife cayeron en picado, tocando fondo de forma esperpéntica (acabando en 2004 en 12nda posición) mientras que Bright intentó salvar la reputación del equipo. De las pocas alegrías que tuvo el equipo fueron las victorias en Bathurst en 2005, y la quincuagésima victória del equipo, conseguida en Shanghai en 2005 también.

Dos años después, entraron los actuales modelos de vehículo, con seguridad mejorada. Holden sacó a relucir el Holden Commodore VE, pero no fue ese hecho lo más importante. Walkinshaw y Skaife empezaron una batalla legal por decidir quien era el verdadero propietario del equipo, creando tensión dentro del mismo. Al final, el excampeón de los V8 Supercars fue declarado propietario real.

Cambio para ganar

Garth Tander Holden V8 Supercars

Holden Racing Team necesitaba un cambio para rehacerse. A finales de 2008, Skaife anunció su retirada de la competición. Antes de esa notícia, el equipo lo formaron Skaife y Bright (2002-2003), Skaife y Todd Kelly (2003-2007). Kelly dejó el equipo a final de año para irse a formar uno propio con su hermano Rick. La entrada de Garth Tander ayudó al equipo, ya que Tander acabó 3ro en su 1r año en HRT, justo detrás de Whincup y Winterbottom, que lucharon por el título.

Tras la retirada de la leyenda Skaife, Will davison fue quien entró en el equipo y uno de los artífices de la mejor temporadas de los últimos años para HRT:2009. El equipo se llevó el campeonato de constructores, mientras que el propio Davison fue galardonado con la Barry Sheene Medal, premio dado a los pilotos que tengan más personalidad, habilidad y carisma de los V8 Supercars.

Pero el duo Davison-Tander se deshizo tras el campeonato 2010, cuando el campeón de ese mismo año, James Courtney, fue fichado por HRT, devolviendo a Davison a las estructuras de Ford. Ese fichaje/intercambio entre constructores era un intento de devolver la magia de antaño a HRT, pero no funcionó: en 2011, no pudieron con TeamVodafone.

Y ahora, ¿qué hacemos?

En 2012, HRT era uno de los principales contendientes, a priori, para el campeonato. Las expectativas eran elevadas pero HRT tuvo un mal comienzo de temporada, con un Courtney perdido y un tander nadando contra corriente mientras TeamVodafone y Ford Performance Racing luchan por las victorias. ¿Qué podemos esperar de HRT? ¿Remontarán el vuelo? ¿Podrá Courtney rehacerse y volver a ser el campeón que es?

 

 

 

 


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook