Motorclan


PUBLICIDAD

NASCAR: Kahne y su billete para la ‘Chase’

Escrito por el 19/07/2012 en Nascar

Kasey-Kahne-Donuts-New-Hampshire-2012

Todo viaje empieza con una oportunidad. Todo viaje empieza con ganas de hacer algo diferente. Un camino largo y dificil, esa es la mejor forma de definir la Sprint Cup de la NASCAR. 26 carreras luchando por meterte en la Chase. Las otras 10 restantes, si tienes la suerte, lucharas por ser el campeón. Para entrar, tienes dos opciones: o ser uno de los top-10 en el campeonato, o ser uno de los dos mejores a nivel de estadísticas. Ambas opciones te dan ese billete para luchar por ser el mejor.

New Hampshire, domingo 15 de julio de 2012. El esfuerzo puede haber dado su fruto. Tras un arranque de año que no daba muchas alegrías, ya ha pasado dos veces por Victory Lane. Esta vez le sabía incluso mejor que la vez anterior. Kasey Kahne sonreía como si fuera campeón. Estar en la Chase algo muy importante para cualquier piloto NASCAR: es su oportunidad en la tierra de las oportunidades. Es una caza por la presa más ansiada de todas, y este año, con buen material.

Aunque si contamos las carreras restantes, aún queda mucho por correr. La lucha no le será facil al #5 de Hendrick Motorsport, que tendrá como contendientes por esos dos puestos en la Chase a Kyle Busch, Joey Logano y Ryan Newman.

Lo que consiguió

NASCAR-Sprint-Cup-Kasey-Kahne-leads

La ventaja de Kasey es la victoria del domingo. Un premio a la constancia que está demostrando y a su casta. En la misma carrera se pudo admirar dicha casta cuando, en las últimas vueltas, aguantó a un Hamlin que ansiaba la victoria por encima de todo como demuestra la constante recuperación de los 2,8 segundos que llegó a tener Kahne a falta de 30 vueltas.

El crew chief de Kasey, Kenny Francis, declaró tras acabar la carrera que ” seremos capaces de mirar a este circuito y pensar de forma positiva para la carrera de Chase que se correrá aquí. Sabemos que otros coches también serán competitivos, asi que necesitamos mejorar un poco, y tengo al chico indicado para hacerlo

Por otra parte, de la carrera destacar dos cosas: la suerte dispar de Kasey y Jimmie Johnson con la última caution y el malentendido entre Denny Hamlin y su crew chief, que le arruinó la carrera.

Lo que valió

New Hampshire Hamlin

Lo primero a analizar es la mala suerte de Jimmie Johnson, el #48 de Hendrick. Jimmie, que se encuentra en el top-10 y es un claro candidato al título de la NASCAR, tuvo la mala suerte de la aparición de la 3ra y última caution del día. Johnson había parado en la vuelta 232 y estaba dispuesto a llegar sin volver a parar, mientras que los demás tendrían que hacerlo una vez más, consiguiendo así no solo desdoblarse sino que llevarse la victoria.

Según el de Hendrick, no había líquido en la pista, y que la caution no era necesaria. Como era el último doblado, el lucky dog le puso al final del pelotón y los demás aprovecharon para parar y cargar hasta el final.

El otro elemento que costeó la victoria de Kahne fue el malentendido entre Hamlin y su crew chief. Hamlin dijo por radio que necesitaba neumáticos nuevos, referiéndose a cambiar solo dos de ellos. El crew chief entendió que eran 4 neumáticos y ese tiempo que perdieron en boxes les costó la victoria -NdA: una parada de 4 ruedas son unos 15-20 segundos, mientras que una de 2 puede ser menos de la mitad, unos 8-10 segundos-.

La lucha por la Chase acaba de empezar a hervir y pronto podemos ver los efectos del viaje. El jet-lag del campeonato suele diagnosticarse por mucha presión encima, nervios y errores de novato que te pueden costar el billete a la Chase. Kahne lo tiene agarrado con 1 mano. ¿Se lo quitarán?

Fuente| Página Oficial NASCAR

Fotos| Oval Zone

 

 


PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook